Relojes veganos

complementos veganos

Estarás pensando que poner una sección de relojes veganos es un poco absurdo, ya que cualquier reloj con correa metálica o de plástico ya sería un reloj vegano. Pues no te falta razón. Se puede considerar a esos relojes como veganos, sí, pero aquí, en VeggieVegano, damos una vuelta de tuerca y te mostramos una serie de relojes hechos con materiales naturales que son, como menos, curiosos.

Historia del reloj

Edad Antigua

Si has navegado por esta web, sabrás que nos gusta, aparte de mostrar productos veganos, enseñar un poco sobre el origen de las cosas de las que hablamos. Vamos a darte unas pinceladas sobre la historia de la medición del tiempo.

Las primeras mediciones del tiempo se hicieron a través de observaciones astronómicas y durante mucho tiempo el cielo fue la primera herramienta. El ser humano, al darse cuenta de las repeticiones periódicas y regulares de los fenómenos astronómicos, empezó a construir instrumentos que midieran esos intervalos de tiempo.

Los antiguos egipcios dividían el día según la posición del sol, y durante la noche lo hacían por medio de la clepsidra o reloj de agua. Esta consiste en una vasija de cerámica con un orificio en la base por el que el líquido pasa a una determinada velocidad en un tiempo prefijado. Estas clepsidras también las utilizaron los atenienses en los tribunales para marcar el tiempo de intervención de los oradores. Los romanos también las utilizaban en los tribunales con el mismo fin, y, además, con ellas señalaban la duración de las guardias nocturnas en las campañas militares. La clepsidra fue el instrumento de medición del tiempo más eficiente durante muchos siglos.

También para medir el tiempo durante la noche, los romanos utilizaban una vela con marcas cada cierta altura prefijadas, donde cada fragmento era una porción de tiempo conocido. Más tarde llegó el reloj de arena, o “las arenas del tiempo”, que funciona con el mismo concepto físico de las clepsidras, es decir, la gravedad hace pasar una cantidad establecida de un material (agua en las clepsidras y arena en el reloj de arena) para determinar momentos de tiempo.

Edades Media y Moderna

En la Edad Media se inventaron unos ingeniosos mecanismos accionados por pesas. Fue el principio de la mecanización, es decir, el primer objeto mecánico de la historia fue un reloj. En el siglo XIII, al final de la Edad Media, se inventó un reloj que estaba hecho de acero y funcionaba por la expansión y contracción del mismo, provocados por cambios de temperatura. Tenía una precisión baja, era inexacto en un rango de 15 a 30 minutos al día y tenía que ser ajustado diariamente. Se fabricaron para hacer sonar las campanas cada hora en las torres de castillos, iglesias o centros de población. Durante el siglo XV se inventaron los relojes de una manecilla para marcar las horas, y, en 1505, un herrero alemán, Peter Henlein, consiguió construir un reloj mecánico tan pequeño que podía llevarse en el bolsillo.

El siglo XVII vio nacer el reloj de péndulo, inventado por el científico holandés Christiaan Huygens, que llegaba a tener una exactitud similar a la de los relojes de sol. El péndulo de Huygens funcionaba movido por la fuerza de la gravedad y sus relojes fueron los primeros cronómetros capaces de contar los segundos. Esta idea de utilizar el péndulo en un reloj la había formulado Galileo Galilei en 1636 pero, no la pudo llevar a la práctica dada su avanzada edad.

Edad Contemporánea

El primer reloj de pulsera se fabricó a petición de la Reina de Nápoles María Carolina de Austria en 1812. Este artilugio no era más que un reloj de bolsillo montado sobre un brazalete de oro y piedras preciosas. Pero el primer reloj de pulsera propiamente dicho fue una creación del brasileño Alberto Santos Dumont y de Louis Cartier en 1901. Durante la Primera Guerra Mundial el reloj de pulsera se empezó a fabricar en masa para su uso por parte de oficiales y soldados, y después de la guerra ya era muy común que los hombres llevaran un reloj en sus muñecas.

En 1929, el relojero estadounidense Warren Albin Marrisson inventó el reloj de cuarzo, con una imprecisión de entre 0.3 y 30 segundos por año. En 1957 aparece el primer reloj de pulsera electrónico, el Hamilton Electric, que se alimenta con unas pequeñas pilas.

Y hasta el día de hoy, donde vemos relojes de todo tipo. Nuestra vida cotidiana está rodeada de relojes, porque el hombre siempre ha tenido la obsesión de controlar el tiempo, cuando es el tiempo el que siempre ha controlado al hombre.

Compra aquí los relojes veganos más originales

Ideales para hacer un regalo super original, los relojes veganos que tenemos en VeggieVegano te darán la hora con mucho estilo. ¡Nadie quedará indiferente cuando te lo vean! Estos relojes veganos están hechos de materiales naturales, como la madera, el corcho o incluso el caucho. ¡Además son preciosos!

¿Por qué comprar relojes veganos en VeggieVegano?

Porque si compras aquí un reloj vegano, sin querer estarás demostrando que amas a los animales y además te preocupa el medio ambiente. Ser vegano no es una moda, es un estilo de vida. ¡Be Vegan!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad